MIA Psicología Infantil

Cómo comenzar a Educar las Emociones en el aula

 

Desde hace más de dos décadas que las investigaciones basadas en los libros de Daniel Goldman (1995) han otorgado I portancia a la Inteligencia Emocional, principalmente por los resultados positivos que ésta entrega para la vida de las personas.

Está comprobado que la educación de las emociones no sólo fortalece la salud mental y enriquece el comportamiento, sino que además actúa como base fundamental para mejorar la actitud frente a los aprendizajes y lograr éxito académico.

En el ámbito escolar, si bien existe una extensa bibliografía que ofrece valiosos conocimientos acerca del desarrollo emocional, pareciera que siempre quedara la interrogante de cómo aplicar la teoría en la práctica diaria, ¿Qué hacer dentro de la sala de clases? o ¿Cómo estimular la Inteligencia Emocional de los alumnos?. 

Sin embargo, afortundamente sí existen estrategias que ofrecen una solución a dicha interrogante.  En base a mi experiencia, aquí te comparto 5 acciones que te ayudarán a dar ese primer paso. 

Antes de comenzar

Lo primero, es tener la convicción de los beneficios que trae el acompañamiento de las emociones desde las primeras etapas de la vida.  Y, en segundo lugar, es mantener una actitud activa para planificar regularmente estrategias que permitan llevarlas a la práctica con los alumnos.  El sólo hecho de inspirarlos para que le brinden a sus emociones un lugar especial en su desarrollo, hará una diferencia significativa en su bienestar.

 

Las siguientes actividades poseen la cualidad de ser sencillas y prácticas para incluirlas dentro de cualquier aula. Además, poseen una cuota de motivación para que te animes a ser un coach emocional dentro de ella. ¡Adelante!

 

#1 Organizar la sala

El cómo organizamos el espacio donde trabajamos con los niños es una de las claves para que ellos se sientan motivados y dispuestos a participar de cualquier actividad escolar.  Si comenzamos por hacer algo tan simple como dejar los bancos de lado y sentar a los alumnos en una alfombra para dar inicio a una nueva actividad, ese simple cambio romperá esquemas para generarles expectación para lo que viene.

Por otro lado, agregar cuadros con mensajes motivadores, se convertirán en un apoyo poderoso para atraer su atención. Y si además se planifican espacios temáticos dentro de la misma sala o en un lugar especial dentro del Colegio, como el «Rincón Creativo», ayudará  a suavizar emociones intensas para mantener un buen ánimo en sus alumnos

#2 Reunión matutina 

Las reuniones de la mañana o un breve break antes de iniciar el día brindan una oportunidad valiosa para conectarse con los alumnos.  Es un espacio que favorece estar al tanto de sus estados de ánimo, de generar un vínculo positivo e iniciar conversaciones en temas que son relevantes y merecen su tiempo.

Este break matutino también ofrece momentos para afianzar lazos como grupo curso, estimular la confianza y para abordar situaciones problemáticas que requieren algunos ajustes antes de que escapen de control, como por ejemplo, situaciones de acoso escolar o que algún alumnos requiera de mayor apoyo de sus compañeros.  

Es, además, un espacio para que los niños propongan nuevas ideas y compartan sus necesidades en beneficio de sus propios aprendizajes.  El sólo hecho de considerar su opinión y abrir espacios para que se manifiesten, aumenta su autoestima para iniciar felices su jornada escolar.

#3 Check-in Emocional ¿Cómo están mis emociones?

Cuando nos duele el estómago o la cabeza, automáticamente pensamos en qué hacer, ya sea tomar un descanso, buscar algo que nos alivie el dolor o ir al médico.  Si lo pensamos bien, con las emociones esto no ocurre, ¿Por qué?… Porque no hemos aprendido a brindarle a nuestro sentir la importancia que se merece.  Sólo nos detenemos a pensar en ello cuando la emoción nos ha invadido negativamente y entorpece nuestro comportamiento.

Si los niños aprenden que esa es la forma de abordar las emociones, ellos repetirán lo mismo, con consecuencias negativas sobre su salud emocional.  Para hacer un cambio se pueden formular preguntas sencillas, como: ¿Cómo estás? o ¿Cómo te sientes hoy?, es un ejercicio diario que lo alienta a adquirir la práctica de escucharse y chequear lo qué están sintiendo, y así reconocer cuándo una de sus emociones les está enviando una señal de alerta. 

El Registro de mis Emociones es un recurso desarrollado para facilitar el Check-in Emocional de los niños.  Este creativo set apoya el registro espontáneo de los alumnos ante las preguntas ¿Cómo estoy? o ¿Cómo me siento ahora?, lo puedes incorporar en actividades diarias o semanales dependiendo de sus edades.  Sus diferentes registros serán una ayuda inteligente para estar al día con estados emocionales y actuar desde la prevención.

 

#4 Planificar una actividad semanal

Para que la educación de las emociones sea una temática constante dentro del programa escolar, se recomienda que se desarrolle una actividad semanalmente.  Una actividad breve de 30 minutos o más tiempo dependiendo de la malla curricular.

Se puede agendar estrategicamente al finalizar la semana escolar o dentro de la hora de orientación.  Esos minutos serán altamente beneficiosos para ayudar a los alumnos a mantener activa la atención a sus emociones y desarrollar conciencia de su bienestar. 

#5 Diario Emocional 

Invitar a los alumnos a tener su propio “Diario Emocional” o “Diario de reflexiones” desde el inicio del año escolar, se convierte en una herramienta útil y de autocuidado emocional para que escriban sus reflexiones, sentimientos, ideas o reacciones frente a sus experiencias diarias, o en relación a las actividades semanales que se desarrollen en el aula.

El escribir acerca de las propias vivencias ofrece un efecto terapéutico, ya que los alumnos pueden reflexionar y meditar del propio ritmo de su mundo emocional.

Además, es un ejercicio que tiene un impacto duradero, la escritura se convierte en una forma de expresarse en momentos de tensión y transformar positivamente las emociones más intensas.

 

Con simples acciones diarias puedes estimular favorablemente las emociones de tus alumnos y cuidar su salud mental. Si decides llevarlas a la práctica, sólo procura desarrollarlas regularmente para éste sea el gran secreto de tu éxito.

 

¿Necesitas ayuda con estrategias para educar las emociones en tu aula?

Déjanos un mensaje aquí y te ayudaremos con la información que necesitas.

error:
X